Anthidium florentinum

Anthidium florentinum es una de las especies más robustas del género, especialmente los machos que pueden llegar a duplicar el volumen y longitud de las hembras.

Los imagos comienzan a volar a finales de mayo o principios de junio, llegando hasta principio de septiembre. Los machos nacen unos días antes que las hembras y aprovechan para buscar áreas con abundancia de flores y plantas con una floración prolongada como la lavanda, los rosales silvestres y las budleias; adueñándose de un pequeño territorio en el que esperarán a las hembras alimentándose tranquilamente. Pero son tan sumamente territoriales y robustos que no dudan en expulsar a cualquier abejorro, abeja o avispa que se acerque a las flores de su “propiedad”.

Cuando una hembra de su misma especie visita la zona alimentándose del polen y néctar de sus flores, el macho no tardará en aparearse con ella, envolviéndola y enrollándose sobre su cuerpo. Después la hembra seguirá alimentándose, para finalmente buscar un lugar adecuado en el suelo donde construir su nido y realizar la puesta. En cambio el macho seguirá defendiendo su territorio y apareándose con cualquier hembra que acuda a alimentarse en las flores del mismo.


Leave a Reply

Anthidium florentinum Anthidium florentinum
loading..