Volucella bombylans

Entre la “moscas de las flores” podemos encontrar algunas especies como Volucella bombylans, con su cuerpo completamente recubierto por un denso pelaje. Son excelentes imitadores de abejorros. Por un lado y dentro de esta misma especie podemos encontrar adultos con  diferentes patrones de coloración lo que permite que puedan imitar distintas especies de Bombus; a la vez que son capaces de realizar patrones de comportamiento muy similares a los de los abejorros: liban en las mismas flores, baten las alas y producen el mismo sonido que estos e incluso realizan vuelos cortos y rápidos perdiéndose entre la vegetación.

Aunque si prestamos atención se pueden separar perfectamente. Por un lado V. bombylans es un díptero y por lo tanto solo posee dos alas mientras que los abejorros poseen cuatro alas, además las moscas presentan unas pequeñas antenas filiformes mientras que los abejorros presentan antenas largas y acodadas, y por último las patas de las moscas nunca presentan cestillo para cargar y recoger el polen, algo que si que aparece en el tercer par de patas de los abejorros. A nivel de comportamiento el vuelo de los abejorros es más largo y continuo que el de las moscas.

Aún así la imitación es todo un éxito. Al principio machos y hembras de V. bombylans vuelan entre las flores alimentándose y transportando polen en los largos pelos que recubren su cuerpo. Pero tras la cópula las hembras esperan la visita de los abejorros, les siguen hasta sus nidos y pueden permanecer en la entrada del mismo durante al menos uno o dos días. Ahí permanecen cogiendo el olor del nido y acechan hasta encontrar el momento oportuno en el que penetrar y depositar sus huevos en el interior de la colonia. Sus larvas se alimentan en el nido, pero sin llegar a dañar a las larvas de los abejorros (Aguado, 2011).

 

 


Leave a Reply

Volucella bombylans
loading..