Otiorrhynchus sulcatus

Otiorhynchus (Dorymerus) sulcatus (Fabricius, 1775) Gorgojo de la Vid

Morfología: 9 a 11 mm. Adultos de aspecto ovalado y coloración negra. Cabeza con trompa robusta y corta, casi siempre de igual longitud que el resto de la cabeza. El escapo de las antenas llega hasta la parte posterior del borde anterior del pronoto; y estas se pueden recoger en un surco corto y visible en toda su longitud desde arriba. Pronoto con fuerte granulación. Élitros con marcada estrías longitudinales en relieve, salpicados por manchas de pilosidad ocrácea o de color naranja algo apagado. Fémures engrosados y dentados. Escarabajos ápteros, los machos se distinguen por la base del abdomen hundida, mientras en las hembras es plano-convexo.

Biología: Estos gorgojos emergen del suelo de finales de junio a principios de octubre. Insectos de actividad crepuscular y nocturna, durante el día permanecen ocultos en lugares frescos, húmedos y umbríos (bajo de la hojarasca, entre el musgo…) pero al anochecer suben por el tronco de los árboles hasta alcanzar las ramas, para alimentarse de las hojas, dejando en los márgenes de las mismas unas muescas fácilmente reconocibles. Insecto polífago y frecuentemente muy dañino, puede causar importantes daños en viveros comerciales de monocultivo intensivos, al provocar la muerte de cientos de plantas en un corto intervalo de tiempo, siendo también una plaga devastadora presente en muchos de nuestros jardines. Esta especie se alimenta de frondosas con hojas coriáceas como el acebo, durillo, laurel, lilo, hiedra y otras; así como de coníferas como el tejo, el cedro y la tuya; e incluso de muchas plantas cultivadas como la vid, la azalea, la glicinia, la hiedra, el rododendro y el rusco. Las hembras viven entre 90 y 100 días. Estas tras alimentarse aproximadamente durante un mes suelen aparearse, si bien en algunas ocasiones son partenogenéticas. Cada una de ellas puede depositar de 200 a 500 huevos, ubicando los mismos en la base del tronco o tallo de la planta elegida. Estos se abren a las 2 ó 3 semanas y sus larvas se entierran y desarrollan en el substrato para alimentarse de las raíces secundarias de las plantas así como de la corteza de las raíces más grandes, anillando las mismas y pudiendo causar importantes daños especialmente en las plantas y árboles jóvenes. Las larvas se alimentan durante el verano y otoño. Al llegar el invierno entran en un período de inactividad y letargo y a principios de la siguiente primavera retoman su actividad alimenticia, para realizar la ninfosis durante abril y mayo.

En los últimos años esta especie se ha convertido en una plaga presente en la mayoría de las provincias de Castilla y León (Aguado, 2011).

Las fotos están tomadas en nuestro jardín en Arroyo de la Encomienda (Valladolid). En la primera aparece un imago alimentándose de las hojas de un Tejo, sin que los alcaloides presentes en las mismas surtan el más mínimo efecto sobre estos coleópteros. En la segunda podemos apreciar los daños causados por un adulto de O. sulcatus sobre una hoja de Acebo.

 


  1. Taylor dice:

    I genuinely like your writing style, good information, appreciate it for posting : D.

Leave a Reply

Otiorrhynchus sulcatus Otiorrhynchus sulcatus
loading..