Información flores y ultravioleta


Mientras el ser humano percibe el mundo en tres colores (azul, verde y rojo); los insectos y de modo especial los ojos de mariposas, moscas y abejas captan la luz ultravioleta.

Aunque algunas especies de abejas poseen células fotorreceptoras con las que pueden percibir el mundo en cuatro o más colores (azul, verde, rojo y ultravioleta), en la mayoría de las especies los pigmentos visuales de sus ojos sólo son sensibles a la luz ultravioleta además de recibir la luz azul y verde.

La fotografía ultravioleta tricromática nos ofrece otra forma de ver el mundo, al permitirnos
aproximarnos de manera importante a la visión tricromática ultravioleta de las abejas.

Muchas flores han desarrollado a lo largo de millones de años manchas o patrones de coloración que indican a los insectos el camino hacia el polen o el néctar. Esas “guías de miel” sólo son visibles por los insectos que perciben la luz ultravioleta.

Hasta ahora los seres humanos sólo podíamos contemplar las flores de una manera limitada. Las nuevas tecnologías además de permitirnos ver la naturaleza con otra mirada, nos ayudan a descubrir las “guías o marcas de miel” presentes en miles de flores.

Esta nueva manera de observar las plantas además de satisfacer nuestra curiosidad, nos está ayudando a descubrir la existencia de insectos polinizadores en cultivos y plantas cuya reproducción hasta ahora se consideraba como autógama.

Es posible que con el tiempo las nuevas investigaciones produzcan nuevos descubrimientos. De momento aprendamos a “mirar la naturaleza con otros ojos”.


loading..